Ciudadanos atrapados en la jaula del consumismo, cegados por sus destellos, endeudados hasta las cejas, que hacemos equilibrios sobre una soga en un vértigo interminable, analfabetos por libre elección, teledirigidos por los píxeles, desquiciados por la explotación laboral y el estrés que provoca una vida milimetrada a cada instante, desde que nos levantamos a la mañana hasta que sucumbimos rendidos en nuestros catres, y la lucha de codos para poder sobrevivir entre las calles de la ciudad, y el yo-mi-me-conmigo. Quizás hayamos abonado un terreno muy fértil para la llegada de los puños de acero del autoritarismo.

Las imágenes fueron tomadas en unas paredes del barrio de la Rotxa, en Iruñea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s